Las prendas de las colecciones están confeccionadas a partir de remanentes textiles, es decir el exceso de tela que dejan otras empresas de moda. Los textiles que de otra manera serian desechados son rescatados y convertidos en vestidos, tops o pantalones. 

Con este material, podemos crear hermosas prendas sin participar en las prácticas extractivas y explotadoras de la industria textil convencional. Una prenda realizada a partir de un remanente o un descarte textil es sostenible, pero estamos constantemente explorando formas de ser más sustentables.

La producción es limitada. Pero hacer un número limitado de cada prenda nos da la ventaja de que las mujeres sepan que están obteniendo algo especial.